Para ese año, casi dos tercios de las líneas móviles en el país utilizará esa tecnología para conectarse a Internet, lo que supondría un salto de 468 por ciento con respecto a las registradas durante 2016.

Estimaciones de la consultora ITC S.A, a las que 5G Americas tuvo acceso, indican que la tecnología LTE mantendrá su crecimiento en Ecuador y pasaría de 2,5 millones de líneas en 2016 a más de 14,2 millones en 2020. De esta manera, la participación de LTE entre las suscripciones móviles pasaría entre 2016 y 2020 de 16,5 por ciento a 63 por ciento.

En Ecuador existen otras tecnologías que completan la oferta móvil, como GSM (2G), UMTS y HSPA+ (comercializadas como 3G). Al cierre de 2016 se calcula que el mercado móvil de Ecuador consistía de 14,84 millones de líneas activas, de las cuales el 44,6% correspondía a GSM y 38,9% a UMTS y HSPA+ en conjunto.

Eventualmente estas tecnologías irán reduciendo su participación y para 2020 se espera que concentren el 7 por ciento (GSM) y 30 por ciento (UMTS y HSPA+) de las líneas en actividad.

Crecerá penetración y banda ancha móvil

El mercado móvil en Ecuador también tenderá a ampliarse en términos de líneas activas agregadas durante los próximos años. Durante 2016, los 18,84 millones de suscripciones representaron una penetración del servicio móvil del 89,8 por ciento con respecto a la población.

La expansión en líneas totales se mantendrá por los próximos años y se anticipa que las líneas activas superen en 2020 los 22,5 millones, para una penetración del 130,3% aproximadamente.

Este ensanchamiento de la base de suscripciones móviles irá acompañado por una participación incremental de la banda ancha móvil. En 2016, las tecnologías de este tipo (UMTS, HSPA+ y LTE) representaban 8,2 millones de líneas (55,4 por ciento del total), mientras que para 2020 se calcula que superarán los 20,9 millones en conjunto, es decir, el 93 por ciento de las suscripciones.